:: Miercoles 12 de Septiembre de 2007
 


:: COMO PUBLICITAR

:: SUSCRIPCION
:: HISTORIAL
:: CONTACTO

 

INICIO CINE MUSICA TEATRO MUESTRAS NOVEDADES FREAK CITY CASTINGS BREVES


NOTICIAS

El mejor stickista del mundo
14.10(Bs As. Enviado Especial) El ex King Crimson Trey Gunn pasó por Argentina. Una performance multimedia que superó los límites de la realidad. por Fabián Spampinato

Miércoles 12, Capital Federal. A pocas cuadras de la popular y artística avenida Corrientes y su cruce con el Obelisco nos espera una noche sorprendente. Para pocos. Y esto Para pocos. Y esto sucede (o pasa) en esa Buenos Aires que creemos motivada únicamente por “el evento de la gaseosa y que convoca a decenas de miles”. Pero, por suerte, hay espacios para el arte.
ND Ateneo. No más de 300 personas. 21 hs. Y el stick y su hijo es el protagonista principal.

Concurrimos al show de Trey Gunn y Joe Mendelsson, quienes conforman el proyecto Quodia y se llegaron a Argentina con su obra conceptual “The Arrow”, que consta de 7 capítulos y que incluye música –obviamente-, imágenes –deslumantes, abstractas, hipnóticas-, palabras y sonidos.

El argentino Guillermo Cides obró de anfitrión, a pesar de estar radicado en Barcelona desde hace unos 7 años y lo hizo con una formación atípica para quienes lo conocemos de sus performances solistas en nuestro pais y en particular en Mar del Plata. El nombrado por el mismísimo Trey Gunn como “el mejor stickista del mundo” regresó luego de 18 meses conformando su nuevo trio “Elektric Consort”, a quienes esporádicamente se les suma la americana Linda Cushma (del trio Oxygene 8) en stick, percusión y voces.

Cides fue notoriamente perjudicado por un sonido escaso y unas luces fijas, pero así y todo lo que nos llegó del escenario fue conmovedor. Sobre todo por su afán de darnos en grandes dosis lo que él insiste en llamar “Nuevas Músicas”. Unas 6 piezas en total, algunas de ellas compuestas por él, alternando con melodías clásicas del siglo XVI, una versión de Libertango de Piazzolla y un tema de la mismísima Linda (que cerró como habitualmente hace el stickista: con el loop sonando aun sin los músicos en el escenario) fueron suficientes para conocer lo nuevo de esta banda, formada –además de Guillermo Cides- por el otro argentino Pablo Ben Dov en batería y el barcelonés Adriá Gandía quien tuvo la audacia de rescatar un centenario instrumento llamado “zanfona” en España (gurdy-hurdy en su versión inglesa) que se ejecuta girando una manivela con la mano derecha y ejecutando teclas con la izquierda y cuyo sonido es similar a un violín y fue creado ¡¡¡en el siglo XII !!!.

Un rápido desarme del escenario, y ahí estaban Quodia. Trey Gunn (ex King Crimson) en warr guitar (un instrumento que le debe bastante a su antecesor, el stick) y Joe Mendelsson en teclados, pads manuales y fxs. Más 2 ordenadores que disparan las imágenes que van ilustrando los relatos que Trey Gunn mientras ejecuta partes imposibles desde ese aun más imposible instrumento nos va diciendo. Es decir: la música y las imágenes tienen letras, pero éstas no son cantadas, si no contadas. Según palabras de este Texano “Quodia es un trabajo multimedia que combina video proyección, una trama argumental y música en un simple y elegante camino que busca crear niveles de participación con la audiencia y en la que dará unas extrañas sensaciones.”

Y realmente la apuesta de este dúo es digna del aplauso: 80 minutos ininterrumpidos en los que Gunn sin ningún apuntador nos va diciendo las 7 partes de “The Arrow” tocando magistralmente, haciendo efectos, secundado por Mendelsson quien no cesa de sostener con sus teclados y sus samplers la estructura sonora de la obra. Obviamente, recién al finalizar el séptimo y último capítulo pudimos pararnos a aplaudir la puesta (a-puesta) de quien dejó la seguridad de King Crimson, la masividad de estadios con miles de personas (la banda de Robert Fripp no baja de los 5.000 asistentes por show en Europa y Japón) para dedicarse a recorrer el mundo, a veces sin cobrar, para mostrar este original trabajo.

Ahí estuvimos nosotros. Y, aunque te parezca inverosímil, también Pipo Cippolatti y Martín Gutierrez Millán (el batero de Árbol) quienes no se dejaron tentar por el magnetismo mediático del “Festival monstruo” y fueron a disfrutar... de 2 monstruos en otro escenario -menos soberbio- para desarrollar una música altamente soberbia. Que las bebidas gaseosas sigan sus batallas. Nosotros salimos borrachos igual.

Fabián Spampinato

 

 




Ciudad Abstrakta 2004 - 2007
Arte y tendencias - Mar del Plata
Todos los derechos registrados
Diseño: Plums | Programación: Lemoon